lavanda

¿Has escuchado hablar sobre el efecto relajante producido por el aroma a lavanda?

En un estudio realizado con un grupo de bebés para validar sus efectos, encontraron una relación muy positiva con el sueño.

En este estudio, se introdujo aceite de baño con aroma a lavanda y se observaron las interacciones madre-bebé a la hora del baño y los comportamientos del sueño después de la hora del baño.

Las madres en el grupo de aceite de baño de lavanda estaban más relajadas, sonrieron y tocaron más a sus bebés durante el baño y sus bebés las miraron un mayor porcentaje de la hora del baño, lloraron menos y pasaron más tiempo durmiendo profundamente después del baño.

Al medir los niveles de cortisol (la hormona del estrés), tanto en las madres como en los bebés, encontraron que estos disminuyeron significativamente tanto en las madres como en sus bebés.

Los hallazgos del estudio sugieren que los bebés con irritabilidad y problemas para dormir, podrían calmarse con el aroma a lavanda y experimentar un sueño más reparador.

 

Este estudio fue publicado en la revista Early Human Development

https://doi.org/10.1016/j.earlhumdev.2007.10.008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *