Decidiendo entre cama y cuna?

¿Estás en el dilema de qué cuna o cama comprar para tu bebé o pensando cuándo será el momento adecuado para pasarlo a “cama de niño grande"?

En un estudio publicado este año en la revista Sleep Medicine, realizado con 1983 niños de los 18 a los 35.9 meses, encontraron que dormir en cuna se asocia con mejores resultados en el sueño de los niños que dormir en cama.

En este estudio, los niños que durmiendo en cuna se acostaron más temprano a dormir, les tomó menos tiempo quedarse dormido y ponían menor resistencia a la hora de acostarse que los niños en cama. Así mismo, tuvieron menos despertares nocturnos, períodos de sueño más largos, mayor duración del sueño nocturno y en general, menos problemas de sueño.

Estas diferencias en los resultados del sueño puede deberse a la libertad de dormir en una cama, pues en esta solo hay límites imaginarios y se necesita control conductual para mantenerse dentro de esos límites.

Si tu bebé es aún menor, definitivamente es mejor opción la cuna. No querrás a tu pequeño gateando a oscuras y solo por su habitación.

Hacer la transición de la cuna a la cama hasta los 3 años puede beneficiar significativamente el sueño de los niños. Así que si puedes mantenerlo en cuna hasta esta edad o al menos hasta los 2 años y medio, será mejor para el sueño de todos en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *